Acción que va en contra no procede.

Hace días estuve hablando con dos amigos sobre lo difícil que es tomar decisiones con el corazón. Y resaltábamos el hecho de que una vez cometemos la “imprudencia” de dar derecho legal a Dios sobre nuestra vida, ya estamos “Destinados” a hacer su voluntad, y esta verdad es tan real que por mas que uno quiera hacer lo que le venga en gana, al final se impone el diseño divino.

En vista de que nuestro Dios y Padre siempre esta interesado en que nos vaya bien, incluso mas que nosotros mismos, podemos afirmar que siempre buscara la manera de bendecirnos con su dirección a la hora de tomar decisiones y nos dejara saber cual es su plan con nosotros.

Si tu ya sabes o al menos tienes una idea de cual es el propósito explícito de Dios para contigo, toma en cuenta que cualquier acción en contra del plan de Dios no procede, entonces mejor no lo hagas. Al final sabrás que es mejor Asi.

El diluvio.

El cielo estaba cayendose afuera. Truenos, relámpagos y ríos de agua inundaban el centro de Sto. Dgo. Yo, dentro de un autobús leía con gran interés una revista literaria; apreciando los detalles, el texto, la diagramacion y las imágenes. Viajaba hacia la UASD en medio de un diluvio. “Gracias a Dios que estoy aquí” pensé.

A mi lado estaba un joven disfrutando de buena música en su IPhone. Me imagine que era buena por los gestos que hacia, como si estuviera tocando una batería imaginaria, y después un bajo y después cantaba. El pana estaba regalandome un concierto. Cualquiera pensaría que era un músico frustrado, de esos que hay por ahi, pero como el no pensó lo mismo de mi cuando yo escribía en mi cel, yo tampoco debía ponerle una etiqueta. Realmente, en tierra de locos nadie puede acusar a nadie de ser cuerdo. Y quien sabe, quizás mañana yo vaya a uno de sus conciertos y el, por su parte, lea uno de mis libros.

Utopias

¿Todavia existen utopias? Por supuesto que si. El mundo esta lleno de ellas. Esto se debe a que siempre estamos idealizando la realidad. ¿Quien no ha empezado una oración con un “debería ser…? Nunca estamos conformes. Siempre hay algo que podría mejorarse. Nos quejamos del estado, del político, del hermano, del vecino, de casi todo. Algunos lo manifiestan, protestan y tratan de cambiar la realidad; pero otros, sencillamente se callan y se casan con su utopia, se acostumbran a que las cosas siempre serán así.

Una utopia es algo que en ningún lugar de este planeta podría lograrse. Esto significa que sin importar las condiciones o el tiempo, los protagonistas o el lugar, es prácticamente imposible que se logre alcanzar una utopia, sino en sueños. Pero tengo una buena noticia para ti: lo que para los hombres es imposible, para Dios no lo es. Es mas, me atrevo a confesar que no existe nada utópico salvo que Dios mienta. Y si el dijo que todo es posible al que cree, es porque el concepto de utopia fue borrado del diccionario celestial hace mucho tiempo.