Episodio 7: Aladdin

Esta versión de Aladdin nos da una enseñanza súper interesante: 

La relación de Aladdin y el genio al principio es basada en los deseos de Aladdin. El es el maestro y el genio el servidor, obligado a cumplir lo que su dueño quisiera. Pero con el tiempo, la relación cambia, ahora se basa en la amistad. Aladdin toma en cuenta los deseos y consejos del genio. 

 No se tu, pero en mis primeros años siguiendo a Cristo, yo pensaba que Dios era un genio mágico, obligado a cumplir mis oraciones.  Con el tiempo fui madurando y supe que Dios no era mi sirviente, sino mi Señor. Entonces me fui al polo opuesto, comencé a pedirle cosas dependiendo de mi desempeño. Es decir, cuando hacia algo bueno, yo oraba con confianza. Cuando hacia algo malo, no me atrevía a orar. 

Pero cuando entendí el significado de la gracia de Dios y el alcance del sacrificio de Cristo, entendí que podía acercarme a Dios como un amigo, como un padre. Comencé a preguntarle cuáles eran sus deseos y los obedecía con amor. 

Para ti, ¿Dios es tu amigo o tu sirviente?

Esta noche cuando ores antes de dormir o mañana cuando despiertes y hagas tu devocional, examina cuál es la actitud de tu oración. Acércate confiadamente al trono de la gracia, entendiendo que Dios es el Señor y tu amigo, gracias a Jesucristo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: