La paradoja del reino

Un día sus principales generales y funcionarios dijeron…

Hay una leyenda de un reino muy distante y un rey muy bondadoso y dadivoso con sus súbditos.

Un día sus principales generales y funcionarios dijeron:

– Nuestro rey es muy bueno con nosotros. Cerremos la puerta de la ciudad, alabemos su grandeza y hablemos de su bondad a todos los habitantes de este pueblo.

Y así lo hicieron. Pronto se distrajeron en los por menores de la vida diaria, las discusiones de quién tenía una mejor alabanza para el rey, quien lo conocía mejor, quien vivía para cumplir su voluntad, etc.

Un día mientras estaban entretenidos hablando del poder del reino, el rey envió a su príncipe, su primogénito, para mostrarles cuales eran sus prioridades. Los generales estaban enojados por esa decisión que arriesgaba la seguridad del príncipe, los funcionarios estaban avergonzados cuando escucharon las correcciones del príncipe.

Todos estaban atónitos. No podían creer que su príncipe valorará más a los pobres que a ellos. No podían creer que el rey enviara a su príncipe para buscar y cuidar de los necesitados, los enfermos, los presos, asi como cuando un pastor abandona 99 ovejas y busca 1 extraviada.

Autor: Mario J. Jiménez

Discípulo de Jesús y esposo de Katie. Me encanta el cafe, los libros, las películas y el Jazz. Pastor Hispano en HighPoint Orlando, escritor amateur y aprendiz del liderazgo. Intento exponer verdades profundas con claridad y sencillez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s