Duermete

La Biblia dice que cuando Dios le hizo pareja al hombre, lo durmió. Durante meses estuve tratando de entender la enseñanza detrás de aquel hecho, hasta que el domingo pasado mis ojos se abrieron al mismo que el predicador decía que debía cerrarlos. Me explico, mientras sigamos con los ojos abiertos, decía el, viendo nuestra realidad, intentando “agarrar” cualquier cosa que nos pase por el frente, seguiremos inestables y confundidos; pero si cerramos nuestros ojos y confiamos en Dios y su palabra, nos podemos “burlar” de la realidad.

Dormirse es una expresión que se podría traducir fácilmente como “confiarse”. Es decir, tomar una actitud relajada o “descansada” sobre algo o alguien seguro. Aquí en RD sabemos muy bien lo que significa, pues cuando alguien se “duerme” queremos decir que se confió demasiado y se olvido de su realidad. ¡Al fin lo entendí! Si quiero ver el cumplimiento de la promesa de Dios en mi vida, necesito dormirme en ella. Aunque parezca ilógico, así es como Dios trabaja.

Autor: Mario J. Jiménez

Discípulo de Jesús y esposo de Katie. Me encanta el cafe, los libros, las películas y el Jazz. En mi trabajo soy ministro de campus, también escritor amateur y aprendiz del liderazgo. Intento exponer verdades profundas con claridad y sencillez.

4 comentarios en “Duermete”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s