Dolorosa pero hermosa 

    Recientemente, uno de mis grupos favoritos de rap, Beautiful Eulogy, lanzó su nuevo álbum “Worthy” (Digno). Este proyecto tiene un solo objetivo y es invitarte a una experiencia genuina y espontánea de adoración a Dios. En la primera canción, Thomas dice una frase que se clavó en mi mente para siempre: “la construcción es dolorosa pero la transformación es hermosa.”

    La mayoría de nosotros tiene la tendencia de menospreciar los pequeños comienzos. Y yo quiero confesar que yo también lo hago. Por ejemplo, mis expectativas del trabajo que hacemos en la universidad son más grandes que el resultado obtenido hasta ahora, así que es justo preguntarse qué está pasando. La respuesta es que estamos poniendo los fundamentos de un gran edificio y está no es la parte más bonita del proceso, solo vemos la dolorosa construcción.

    De aquí a varios años veremos atrás y recordaremos estos momentos difíciles con corazones agradecidos. De hecho, ya estoy agradecido porque estamos creciendo lenta pero constantemente en números y carácter. Estamos conectando con nuevos estudiantes cada semana con el Test de Dios y nuestra reunión semanal. También estamos equipando estudiantes y viendo como el Señor los ayuda a hacer discípulos. ¡Gracias a Dios, a mi familia, amigos e iglesia por ayudarnos a hacer esto!

    Si eres de los que está en proceso de construcción, pasando por dificultades dolorosas, quiero animarte a poner tus ojos en el proyecto final, en la gloriosa y hermosa transformación que Dios está terminando en ti. 

Hasta pronto, Nashville

El otro día una amiga me preguntó:

– Y… ¿Qué se siente servir al reino tiempo completo?

Si quieres saber mi respuesta, sigue leyendo.

El otro día una amiga me preguntó:

– Y… ¿Qué se siente servir al reino tiempo completo?

Si quieres saber mi respuesta, sigue leyendo.

Hace cuatro meses renuncié a mi empleo para venir a Nashville y participar en la escuela de campus ministry de Every Nation Campus. El objetivo no fue practicar mi ingles sino entrenarme como misionero universitario. Tan pronto como recibí mi diploma viajé a Louisiana y volví a Nashville para servir en TSU (Tennessee State University) junto a Delvin Pikes y Heather Heck. Cada lunes por la noche, Delvin dirige un estudio bíblico para los jugadores de Football y todos los miércoles Heather pasa su día en el campus, contactando estudiantes y dirigiendo la reunion semanal de ENC. Delvin y Heather trabajan toda la semana con estudiantes en el campus, para mi fue un privilegio verlos entrenarlos como nuevos líderes, aprender de su experiencia como misioneros y apoyar su trabajo en el campus.

enc-tsu

Mi amigo Aaron McGee trabaja como director ejecutivo en Youth Life Learning Center, un programa que ayuda a la formación de 22 niños entre 5 y 16 años, muchos de ellos de padres latinos. Erin Hall y otros voluntarios los ayudan con sus tareas y le enseñan valores bíblicos como la obediencia y el respeto. Cuando Aaron me pidió que sirviera como voluntario, dije “Of course! Para eso estoy aquí”. Aunque no creo que tenga el llamado de la Madre Teresa, ha sido un placer ayudar a estos niños a crecer sanamente.

Youth Life September.jpg

Al principio de este año conocí a Cleo y Sarah Rucker. Después del primer viaje de Ten Days a Rep. Dominicana, ellos se convirtieron en mis hermanos mayores y sus hijos son como mis sobrinos. Cleo trabaja en la universidad de Vanderbilt y Sarah como maestra de español en High School. Ellos han sido los responsables de que mi estadía en Nashville sea una bendición. Cleo es un gran ejemplo de liderazgo, paternidad e integridad para mi. Sarah es una mujer virtuosa y una gran bendición para su familia y la escuela donde trabaja. Ambos trabajan y son misioneros en sus lugares de trabajo, son ministros a tiempo completo aunque trabajen en empresas privadas donde quizás no pueden predicar abiertamente. ¡Es impresionante!

 

The Ruckers and me.jpg

Miles, Syd and Me.JPG

Rachel Ong trabaja como consultora de empresas en Singapur. Mientras escuchaba su participación en la conferencia mundial de Every Nation este año, muchas ideas locas llegaron a mi cabeza (Aunque no lo creas, yo también estuve en Sudáfrica gracias a la tecnología :P). Rachel hablaba sobre alcanzar a los necesitados y compartió historias de lo que Dios está haciendo con su vida en el mercado laboral. Entonces me di cuenta que he estado sirviendo a Dios tiempo completo desde que dije que sí a Jesús hace 12 años, cuando vine a Nashville simplemente cambié de profesión y he cambiado muchísimo por dentro.

He vivido etapas que han formado mi carácter pero siento que en estos últimos cuatro meses, Dios ha transformado mi vida completamente. El proceso puede parecer incomodo pero sin procesos no hay progreso. No pretendas cambiar el mundo sin cambiar tú mismo primero.

Me as an Angel.jpg

Han pasado casi dos semanas desde la conversación con mi amiga. Mi respuesta fue: servir a Dios es un honor incomparable. No te sientes mejor que nadie pero sabes que eres dichoso. Desde entonces mi forma de pensar ha madurado bastante y he entendido que todo cristiano VERDADERO está sirviendo a Dios a tiempo completo, aunque quizás no lo sepa, no importa donde se encuentre. Ya sea en una escuela como estudiante o en la misma escuela como misionero, ya sea en una empresa privada o en una jungla lejana, todos tenemos la oportunidad de hacer lo que hacemos para Dios. La diferencia, claro está, es la intención con la que haces tu trabajo, no la descripción de tu puesto.

Delvin me dijo: los cristianos hacen discípulos y los ministros entrenan a los cristianos para hacer discípulos. Pero no te confundas, al final todo es lo mismo aunque parezca distinto. Todos estamos llamados a hacer discípulos, la diferencia es el lugar donde hacemos nuestro trabajo.

Me at the Union Station.jpg

Mi tiempo en Nashville terminó por ahora y espero volver el año que viene. Las lecciones y memorias que he vivido aquí durante esta etapa no las olvidaré nunca. Nashville, para mi ha sido un breakpoint. Ahora solo me queda decir, hasta pronto.

Bienvenido al ministerio a tiempo completo, Mario

Es sorprendente cuanto puedes aprender y cambiar si estás dispuesto a soportar el proceso. El resultado será una increíble transformación que te dejará con la boca abierta.

– So… ¿Qué vas a hacer ahora? -le pregunté a Nikka dos días antes de la graduación.
– Voy a Louisiana con Heather y mi iglesia para ayudar a las familias que perdieron sus casas por la inundación -me dijo ella.
– Nice! ¿Puedo ir? -indagué con entusiasmo.
– ¡Claro! Le preguntaré a Heather…

Boom! Dos días después y luego de recibir el diploma por participar en la escuela de Campus Ministry Every Nation estábamos camino a Louisiana en Kevin (el Jeep naranja de Nikka) y llegamos a Hammond a las 4:00 am después de nueve horas de viaje. Al otro día comenzamos a trabajar y servir a la gente que literalmente perdió todo.

 

mission-trip-louisiana-2

Esa fue la bienvenida a esta nueva etapa de mi vida como misionero. Estoy emocionado, sorprendido y sumamente agradecido por esta oportunidad de servir a tiempo completo. Claro, debería estar nervioso pero por muchas razones no lo estoy. La principal de todas es que no estoy solo, se quien me acompaña, se quien soy y para que fui formado. Tengo un llamado. He sido entrenado y no estoy presionado por una evaluación o una meta (aunque las tengo), no temo a lo que otros piensen o no piensen de mi (aunque lo aprecio), tampoco a lo que otros hagan o dejen de hacer. Estoy cubierto con el favor de Dios como un escudo.

Fueron seis semanas intensas, de mucho aprendizaje y crecimiento, fue como estar en la cima de una montaña dejándote transformar por Dios y Su palabra. Es sorprendente cuanto puedes aprender y cambiar si estás dispuesto a soportar el proceso. El resultado será una increíble transformación que te dejará con la boca abierta.

school-of-campus-ministry-class-mates

Durante seis semanas pude compartir mi vida con nuevos amigos de diferentes partes del mundo. Más que compañeros de clase, se convirtieron en mi familia y aunque dolió, fue genial madurar junto a ellos. Saber que soy parte de una generación valiente y esforzada me da energía extra porque la carrera siempre parecerá más corta y ligera si corres en equipo.

Tengo muchísimas lecciones que compartir y es difícil elegir por donde comenzar, muchísimas historias por contar y otras por completar. Muchísimas victorias por lograr y celebrar. ¡Hagámoslo un día a la vez! Dios siempre encuentra una forma de hacer que las cosas pasen porque él siempre cumple sus promesas.